¿TIENES TOS Y REFLUJO GASTROESOFÁGICO?

El reflujo gastroesofágico puede manifestarse con síntomas respiratorios. Uno de ellos es la presencia de tos crónica. El reflujo, mediante una serie de mecanismos reflejos es capaz de estimular la aparición de tos. También lo puede hacer por irritación directa cuando llega a las vías respiratorias superiores.

No se conocen las razones por las que el reflujo produce tos en algunos pacientes y en otros no.

Características de la tos en el reflujo

  • Aparece durante el día (en algunos pacientes es nocturna)
  • Estando de pie, generalmente
  • De larga duración: meses
  • Único síntoma o acompañada de «ardor»
  • Otros síntomas respiratorios asociados: disfonía, dolor de garganta
  • Radiografía de tórax normal
  • Se han descartado otras causas de tos: tabaco, asma, otras enfermedades respiratorias, fármacos.

La prueba para el diagnóstico más específica es la monitorización del ph del esófago: mediante una sonda se mide el grado de acidez.
El tratamiento de la tos crónica por reflujo, se basa en eliminar el reflujo con lo cual se resuelve el problema de la tos en la mayoría de los pacientes. Se recomiendan las mismas medidas higiénico-dietéticas que en cualquier reflujo: pérdida de peso, evitar ciertas comidas y bebidas, no fumar, evitar el café, elevar la cabecera de la cama.

El tratamiento médico que se ha mostrado más eficaz son los fármacos que inhiben la secreción ácida del estómago (inhibidores de la bomba de protones). Lo primero que se soluciona es el reflujo y la tos tarda un poco más en desaparecer, entre 1 – 2 meses. Otros fármacos como los antiH2 también se han mostrado útiles.

Bibliografía

  • Gastroesophageal reflux and cronic cough. American Journal of Gastroenterology, 2000.