TABACO FAVORECE LA PRESENCIA DEL NEUMOCOCO EN NIÑOS MENORES DE 5 AÑOS.

  • Los hijos de padres fumadores son más propensos a ser portadores del neumococo.

El neumococo, Streptococcus pneumoniae, es una bacteria responsable en gran parte de los casos de neumonía en niños menores de cinco años. En condiciones habituales, los pequeños pueden adquirir el neumococo entre las seis semanas y 24 meses de edad, a través de pequeñas gotas de saliva exhaladas o expelidas por terceros al toser o estornudar. Sin embargo, se han identificado factores de riesgo como condiciones de hacinamiento, contacto con otros niños (guardería), hospitalizaciones previas y padres fumadores.

Respecto a este último punto, un estudio demostró que los niños expuestos al humo de cigarro de sus padres presentan una mayor incidencia (76%) como portadores del neumococo en comparación con los niños cuyos padres no fuman (60%). Los pequeños fumadores pasivos presentaron tasas más elevadas de algunos serotipos, incluso contenidos en la vacuna heptavalente (49% vs. 30%) a diferencia de los hijos de padres no fumadores.[1]

Afortunadamente ya se cuenta con la vacuna neumocócica conjugada 13-valente, que además de proteger de los siete serotipos de la heptavalente, incluye los serotipos 6A, 19A y 3, que son la principal causa de enfermedad neumocócica invasora en Norteamérica. No obstante, en el marco del Día Mundial sin tabaco, Pfizer hace un llamado a alejar a los niños de este factor de riesgo que los hace vulnerables ante el neumococo y otras enfermedades.

El neumococo, a través de varios mecanismos, ha desarrollado resistencia ante múltiples antibióticos, existiendo actualmente más de 90 variedades y de los cuales algunos tienen capacidad de ocasionar enfermedades como meningitis, neumonía, otitis, sepsis y bacteriemia. Las enfermedades que provoca pueden producir secuelas, entre ellas pérdida de la audición, problemas de aprendizaje, dificultad en el habla, retraso en el desarrollo de habilidades para movilización, coordinación aprendizaje e inclusive, la muerte.

Vacunarlo toma sólo un minuto…