HEPATITIS D

¿Qué es la Hepatitis D?

Es la inflamación del hígado por el virus de la hepatitis tipo D.

¿Cuál es la causa?

El virus de la hepatitis D (VHD) sólo se encuentra en personas portadoras del virus de la hepatitis B. El VHD necesita una parte del virus de hepatitis B para poder infectar a un paciente (antígeno de superficie de hepatitis B). Por lo tanto los pacientes con hepatitis D, tienen una infección combinada con virus de hepatitis B, agravando la enfermedad hepática por hepatitis B l. Este virus puede causar síntomas en personas con hepatitis B que cursaban dicha enfermedad sin síntomas

Los factores de riesgo abarcan:

•Abusar de drogas intravenosas
•Estar infectada durante el embarazo, ya que la madre le puede pasar el virus al bebé
•Ser portador del virus de la hepatitis B
•Haber tenido infección por hepatitis B en el pasado
•Hombres que tienen relaciones homosexuales
•Recibir transfusiones de sangre

¿Cuáles son las manifestaciones?

La hepatitis D puede hacer que los síntomas de la hepatitis B sean más severos.

Los síntomas pueden abarcar:

•Dolor abdominal
•Orina de color oscuro
•Fatiga
•Ictericia
•Dolor articular
•Inapetencia
•Náuseas
•Vómitos

¿Cómo se hace el diagnóstico?

•Anticuerpo contra virus de hepatitis delta

¿Cuál es el tratamiento?

La aplicación de interferón puede disminuir la severidad de la enfermedad. Los medicamentos antivirales que se utilizan para tratar hepatitis B disminuyen la inflamación hepática en los casos en que la actividad de la infección de la hepatitis B sea predominante.

Complicaciones

Las personas con una infección aguda por el VHD generalmente mejoran en un período de 2 a 3 semanas y los niveles de las enzimas hepáticas regresan a su condición normal al cabo de 16 semanas.

Alrededor del 10% de las personas infectadas puede desarrollar inflamación del hígado (hepatitis) crónica o prolongada. Las complicaciones pueden ser:

•Hepatitis crónica activa
•Hepatitis fulminante
•En casos avanzados es necesario considerar al paciente para transplante hepático

El virus de hepatitis D es raro en nuestro país.