CIENTÍFICOS DE MAYO CLINIC DESCUBREN NUEVO TRATAMIENTO PARA EL ESTREÑIMIENTO

ROCHESTER, Minnesota. El estreñimiento, obviamente, no es un tema sofisticado; pero la verdad es que afecta a casi 30 millones de personas en Estados Unidos y anualmente cuesta más de mil millones de dólares su evaluación y tratamiento. A pesar de que generalmente el estreñimiento no es mortal, el dolor, la distensión abdominal, las molestias y la necesidad de pujar concomitantes, llevan a que quienes sufren de este problema se concentren en una sola cosa: encontrar alivio. Los científicos de Mayo Clinic recientemente tuvieron éxito con el ensayo clínico de un medicamento que comprobó aliviar el estreñimiento aprovechando los procesos naturales del organismo.

El fármaco, llamado A3309, apunta hacia el reciclaje de los ácidos biliares en el organismo. Los ácidos biliares, creados en el hígado y liberados dentro del sistema digestivo, ayudan a la descomposición y absorción de grasas en el organismo. Los ácidos biliares, además, son laxantes naturales que promueven la defecación porque suavizan las heces y aceleran su tránsito por el colon. Durante la digestión, la sangre reabsorbe la mayoría de ácidos biliares en el intestino delgado para reciclarlos, permitiendo muy poca fuga de ácidos biliares hacia el colon y facilitando la defecación. El A3309 funciona inhibiendo la absorción de ácidos biliares en el intestino delgado, lo que permite que más ácidos biliares ingresen al colon para estimular la defecación.

“El nuevo medicamento es un abordaje novedoso que permite descargar en el colon sustancias normales producidas por el propio hígado del paciente, con el fin inducir un efecto laxante”, comenta el Dr. Michael Camilleri, gastroenterólogo de Mayo Clinic, Profesor “Atherton y Winifred W. Bean” y autor principal del estudio.

En un estudio de fase II, aleatorio, doble ciego y controlado con placebo, el equipo de investigación de Mayo Clinic comprobó la eficacia del A3309 durante dos semanas, en pacientes con estreñimiento. El estudio ofreció resultados esperanzadores, pues el fármaco aceleró el tránsito fecal por el colon. Los pacientes estreñidos que tomaron el A3309 informaron haber tenido mucho menor necesidad de pujar y heces más suaves durante la defecación que quienes recibieron placebo, dice el Dr. Banny Wong, investigador de Mayo Clinic.

El efecto secundario principal del A3309 fue de molestias abdominales y dolor. El doctor Wong indica que eso ocurrió principalmente antes de la defecación, después de la cual, el dolor y las molestias por lo general desaparecieron.
Según el Dr. Wong, el siguiente paso en el desarrollo del fármaco será la realización de estudios de fase III para contar con más gente y tratamientos de mayor duración.

El Dr. Wong comparte los resultados del estudio durante la conferencia internacional Semana 2011 de las enfermedades digestivas, del 7 al 10 de mayo en McCormick Place, en Chicago. Otros investigadores del estudio son Sanna McKinzie, Duane Burton y el Dr. Alan R. Zinsmeister, de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota; además del Dr. Hans Graffner de Albireo en Gotemburgo, Suecia.