CÁPSULA PH BRAVO

El sistema de monitorización Bravo® para medir el pH es una prueba con cápsula, cómoda para el paciente, que se usa para identificar la presencia de reflujo ácido. Se recoge información durante varios días, de modo que el médico puede evaluar los síntomas del reflujo según la frecuencia y la duración de la regurgitación ácida al esófago. Esta prueba se usa para confirmar si los síntomas del paciente se deben a la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).
El sistema de monitorización Bravo® para medir el pH es el único dispositivo de diseño sin catéter. Al usar una cápsula de pH diminuta que se adhiere al esófago, los datos del pH del esófago pueden transmitirse de manera inalámbrica a una grabadora pequeña sujeta a una correa sobre el hombro o un cinturón.

Preparación

8 horas de ayuno previo al estudio.
Acudir acompañado
En caso de tomar algún medicamento para cualquier tipo de enfermedad, notificar para valorar.