AMPLIA LA FDA EL USO DE LA BANDA GÁSTRICA EN PACIENTES

En tratamiento para el sobrepeso y la obesidad.

Personas con un Índice de Masa Corporal (IMC) de 30-40 y con al menos una condición de obesidad comórbida asociada pueden ser candidatos para este procedimiento.

La banda gástrica es un dispositivo médico que se coloca alrededor del parte superior del estómago y ayuda a limitar la cantidad de alimento que entra al mismo.

Ciudad de México a 02 de marzo del 2011. A fin de brindar más opciones a las personas que buscan perder peso y que no han tenido éxito, o bien su condición no les permite ser candidatos para otras opciones quirúrgicas, la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos autorizó el uso de la banda gástrica en pacientes con un Índice de Masa Corporal (IMC) de 30-40 y al menos una condición de obesidad comórbida asociada, como la diabetes.

En la actualidad, aproximadamente 75% de los mexicanos adultos tienen un IMC de 30-40 y al menos una comorbilidad, lo que pone de relieve a la obesidad como una epidemia de salud cada vez mayor en México y la necesidad de nuevas opciones de tratamiento eficaz.

La banda gástrica es un dispositivo inflable que se coloca alrededor de la parte superior del estómago, cuya función es ayudar a limitar la cantidad de alimento que puede entrar en el estómago.

De acuerdo con el Dr. Pedro Kuri Santiago, médico cirujano con experiencia de más de 5,000 bandas gástricas colocadas, “la banda es considerada una opción excelente, ya que resulta menos invasivo, se coloca vía laparoscópica, existen menor riesgo de complicaciones, es reversible y ajustable, el paciente puede controlar de mejor manera su pérdida de peso apoyado en un equipo calificado multidisciplinario.”

Agregó que “es una opción excelente para aquellos que están decididos a perder peso, con buen nivel de compromiso, para acompañarse de un nutriólogo y psicólogo, pero no desean realizarse un procedimiento que implique cortes de estómago. Cuenta con más de 15 años de existencia en el mercado, y aprobación de la FDA y registros sanitarios ante COFEPRIS.”

De acuerdo con el especialista, anteriormente, el sistema de banda gástrica sólo podía ser utilizado en adultos con un IMC de al menos 40 o un IMC de 35 o superior con al menos una condición médica severa relacionada con la obesidad.

La obesidad es una amenaza creciente para la salud mundial y está comprobado que el padecerla aumenta el riesgo de enfermedades graves, como diabetes, presión arterial alta, enfermedades del corazón, derrame cerebral, e incluso algunos tipos de cáncer, además de ser un factor asociado a la infertilidad.

El médico bariatra afirmó que “la investigación médica ha descubierto que, si no se trata, las personas que sufren de obesidad probablemente seguirán siendo obesos. Sin embargo, no todos los tratamientos para bajar de peso son efectivos a largo plazo, por lo que se debe de tratar al paciente de manera personalizada adecuándose exactamente a sus necesidades y solo en esta forma tendrá éxito en su proceso.”

Aunado a todo lo anterior, es importante recordar que siempre se debe consultar a médicos certificados, que trabajen con productos debidamente aprobados por la Secretaría de Salud, y que brinden la seguridad de que estarán con el paciente en todo el proceso, ya que sólo de esta manera no se pone en riesgo la salud y la persona podrá lograr el éxito deseado.