/ ESP
síguenos.
             
buscar :
Endoscopía ultrasonido endoscopico endoscopia de tubo digestivo alto colonoscopia colangio pancreatografía endoscópica ligadura de varices esofágicas ligadura de hemorroides argón plasma balón intragástrico cápsula endoscópica
Estudios Fisiológicos del Intestino manometría esofágica manometría anorectal phmetría infantil y de adulto impedancia esofágica
Fibroscan
Detección oportuna de hígado graso y dureza del hígado.
¿Que es FibroScan?
Vacunas hepatitis A Hepatitis B Influenza neumococo
Laboratorio
neumococo


Vacuna Neumocócica Conjugada (PCV13)

Se recomienda la vacuna neumocócica conjugada (llamada PCV13 o Prevnar 13) para proteger a los lactantes y niños pequeños, y a algunos niños más grandes y adultos con determinadas afecciones de salud contra la enfermedad neumocócica..
La enfermedad neumocócica se produce por una infección con las bacterias Streptococcus pneumoniae. Estas bacterias pueden diseminarse de persona a persona a través del contacto cercano.
La enfermedad neumocócica puede provocar problemas de salud severos, lo que incluye neumonía, infecciones de la sangre y meningitis.
La meningitis es una infección del recubrimiento del cerebro. La meningitis neumocócica es bastante poco frecuente (menos de 1 caso cada 100,000 personas cada año), pero produce otros problemas de salud, que incluyen sordera y daño cerebral. En niños, es mortal en aproximadamente 1 de 10 casos.
Los niños menores de dos años tienen un riesgo más alto de presentar enfermedades graves que los niños más grandes.
Las personas con determinadas afecciones médicas, las que son mayores de 65 años y los fumadores de cigarrillos también tienen un riesgo más alto.
Antes de la vacuna, las infecciones neumocócicas producían muchos problemas cada año en los Estados Unidos en niños menores de 5 años, incluidos:
?    Más de 700 casos de meningitis.
?    13,000 infecciones de la sangre.
?    Aproximadamente 5 millones de infecciones en el oído.
?    Aproximadamente 200 muertes.
Cerca de 4,000 adultos aún mueren todos los años a causa de infecciones neumocócicas.
Es posible que las infecciones neumocócicas sean difíciles de tratar porque algunas cepas son resistentes a los antibióticos. Esto hace que la prevención a través vacunación sea más

¿Quién no deben recibir la vacuna o deben esperar?


Cualquier persona que haya tenido una reacción alérgica potencialmente mortal a una dosis de esta vacuna, a una vacuna neumocócica anterior llamada PCV7 (o Prevnar) o a cualquier vacuna que contenga toxoide diftérico (por ejemplo, la difteria, el tétanos y la tos ferina [diphtheria, tetanus, and pertussis, DTaP]) no debe recibir la PCV13.
Cualquier persona con una reacción alérgica severa a algún componente de la PCV13 no debe recibir esta vacuna. Reporte a su médico si la persona que se está vacunando tiene alguna de estas alergias severas.
Si la persona que tiene programado vacunarse está enferma, es posible que su médico decida reprogramar la aplicación de la inyección para otro día.
Es posible que su médico le brinde más información acerca de cualquiera de estas precauciones.

¿Cuáles son los riesgos de la vacuna neumocócica conjugada?


Con cualquier medicamento, incluidas las vacunas, hay probabilidades de que se produzcan efectos secundarios. Generalmente, estos son moderados y se van por sí solos, pero también es posible que se produzcan reacciones graves.
Problemas reportados que están asociados con la PCV13 varían según la dosis y la edad pero, generalmente, son los siguientes:
?    Aproximadamente, la mitad de los niños sienten somnolencia después de la inyección, tienen una pérdida de apetito temporal o presentan enrojecimiento o sensibilidad en la zona donde se administró la inyección.
?    Aproximadamente, 1 de cada 3 niños presentó hinchazón en la zona donde se administró la inyección.
?    Aproximadamente, 1 de cada 3 niños tuvo fiebre moderada y, aproximadamente, 1 de cada 20 niños tuvo fiebre más alta (superior a los 102.2°F [39°C]).
?    Hasta 8 de cada 10 niños, aproximadamente, se volvieron quisquillosos o irritables.
Los adultos que recibieron la vacuna han reportado enrojecimiento, dolor e hinchazón en la zona donde se administró la inyección. También se han reportado fiebre moderada, fatiga, dolor de cabeza, escalofríos o dolor muscular.
Reacciones alérgicas potencialmente mortales a causa de cualquier vacuna son muy poco frecuentes.