/ ESP
síguenos.
             
buscar :
Que el insomnio no gobierne tu inicio de año
Alrededor de 35 millones de mexicanos sufren trastornos del sueño y el 10% de ellos ronca de forma crónica o padece de insomnio.

Un recién nacido duerme cerca de 18 horas, un adulto joven de 7.5 a 8 horas y un anciano alrededor de 6.5 horas.

México, DF a 10 de enero del 2013.- Comienza el año y con ello las preocupaciones financieras y laborales, se resienten los gastos de las fechas decembrinas, inicia la cuesta de enero, existen deudas por pagar o  tal vez un nuevo trabajo y todo esto ocasiona que en la madrugada se comiencen a hacer las típicas cuentas mentales, a dar vueltas en la cama tratando de encontrar una solución a nuestros problemas. ¿Te suena familiar?

De acuerdo con especialistas existen diversos trastornos que llegan a alterar las actividades y funciones diarias, llevando a una mala calidad de vida. Algunos síntomas son sensación de cansancio o mucho sueño durante el día (hipersomnia diurna) y/o falta de concentración durante las horas de trabajo.

La Dra. Blanca Chong, Secretaria de Actividades Científicas del Colegio de Medicina Interna de México y Médico internista adscrita al Centro Médico Nacional Siglo XXI del IMSS, asegura que “alrededor de 35 millones de mexicanos sufren trastornos del sueño y el 10% de ellos ronca de forma crónica o padece de insomnio. Y 50 mil de ellas presentan patologías muy graves del sueño que llegan a afectar sus actividades cotidianas y, en algunos casos, los conduce a la muerte.”

Pero y a todo esto ¿qué es el insomnio? El insomnio es un trastorno del sueño que consiste en la incapacidad de dormir en calidad o cantidad suficientes para sentirse descansado y activo al día siguiente. Se caracteriza por la dificultad para conciliar o mantener el sueño, el despertar precoz y un sueño no reparador.  

Mucha gente se pregunta cuánto se debe dormir o a partir de cuántas horas se considera un sueño reparador.  

La especialista asegura que “la cantidad de sueño necesario es variable en cada persona y está genéticamente determinado; un recién nacido duerme cerca de 18 horas, un adulto joven de 7.5 a 8 horas y un anciano alrededor de 6.5 horas. De la tercera a la sexta década de la vida se produce una disminución gradual de la calidad del sueño, volviéndose este más fragmentado y superficial.”


Sueño placentero  

De acuerdo con la Dra. Chong, “lo primero que se debe adoptar si se padece insomnio es adquirir unas buenas pautas y hábitos de actividad, horarios, dieta y ritmo de vida que facilitan el sueño.”

La especialista da los siguientes tips relacionados con el estilo de vida y con el medio ambiente, mismos que ayudan a conciliar y mantener un sueño reparador:


•No consumir cafeína desde 6 horas antes de acostarse.

•Evitar fumar, así como ingerir alcohol como mínimo dos o tres horas antes de acostarse.

•No realizar ejercicio físico en exceso, ni actividades estimulantes, antes de acostarse.

•Practicar con regularidad ejercicio físico moderado.

•No realizar cenas abundantes, y no ingerir grandes cantidades de alimentos y/o líquidos antes de irse a dormir.

•No ir a la cama con hambre ni sed.

• Usar un colchón adecuado.

•Mantener un ambiente agradable: 23ºC, sin ruido, con poca luz.

•No mirar la hora.

Si con estas medidas aún resulta insuficiente conciliar el sueño, será útil la combinación de otras indicaciones terapéuticas como lo puede ser la melatonina, sustancia que es un inductor  natural del sueño. Al respecto, la Dra. Chong explica que “la melatonina es un hormona natural que regula el sueño. Durante la luz del día, la glándula pineal en el cerebro produce un importante neurotransmisor llamado serotonina, misma que es un neurotransmisor químico que transmite mensajes entre las células nerviosas, pero en la noche, la glándula pineal deja de producir serotonina y en su lugar produce melatonina. Esta melatonina libera detonantes que ayudan a dormir.”

Agrega que “Normolem (Melatonina) es producto indicado para el tratamiento del insomnio agudo crónico que permite corregir los ciclos dormir-despertar en personas que modifican sus horarios, los trastornos del ritmo circadiano que ocurren habitualmente como consecuencia del Jet-lag. O para que aquellos trabajadores que muchas veces trabajan de noche, recuperen su ritmo habitual de sueño. Además, dosis adecuadas de melatonina, mejoran la calidad general del sueño: ayudan a conciliarlo mejor y a dormir relajadamente, con lo cual el despertar es mucho más descansado.”

Normolem un medicamento investigado y desarrollado por Teva Pharmaceuticals bajo las más estrictas normas de calidad y seguridad.

Finaliza asegurando que si “el problema es grave y afecta de forma negativa la vida diaria, lo más recomendable es acudir al médico para aclarar las causas de su insomnio, y recibir una solución y un tratamiento que logre aliviar su problema.”