/ ESP
síguenos.
             
buscar :
hepatitis B

¿Qué es la Hepatitis B?

Es la inflamación del hígado por el virus de la hepatitis tipo B.

¿Cuál es la Causa?

El virus de la hepatitis B se propaga a través de la sangre, el semen, los flujos vaginales y otros fluidos corporales. La infección se puede presentar si usted:

•    Recibe transfusiones de sangre
•    Ha tenido contacto directo con la sangre de una persona infectada, y que contamina una herida abierta
•    Con la punción accidental  con una aguja contaminada
•    Ha tenido relaciones sexuales sin precaución con una persona infectada
•    Se ha sometido a tatuajes o acupuntura con instrumentos contaminados
•    Ha compartido agujas al consumir drogas
•    Ha compartido elementos personales (como cepillo de dientes, máquinas de afeitar y cortaúñas) con una persona infectada

El virus de la hepatitis B se le puede transmitir a un bebé durante el parto si la madre está infectada.

El riesgo de llegar a infectarse de manera crónica depende de su edad en el momento de la infección. La mayoría de los recién nacidos y alrededor del 50% de los niños infectados con hepatitis B desarrollarán hepatitis crónica. Sólo unos pocos adultos (5%) infectados con el virus de hepatitis B desarrollarán dicha afección crónica.

¿Cuáles son las manifestaciones?

Pasan alrededor de 1 a 6 meses desde el momento de la infección hasta que aparecen los síntomas de hepatitis aguda. Los síntomas iniciales pueden abarcar:

•    Inapetencia
•    Fatiga
•    Fiebre baja
•    Dolores musculares y articulares
•    Náuseas y vómitos
•    Piel amarilla y orina turbia debido a la ictericia

Las personas con hepatitis crónica pueden ser asintomáticas o pueden tener síntomas similares a los de la hepatitis aguda.

¿Cómo se hace el Diagnóstico?

 Se realiza mediante la determinación de anticuerpos contra el virus de hepatitis B y determinación de Antígenos del virus (Antígeno de superficie y Antígeno e). En caso necesario, sobre todo en la infección crónica es importante medir la cantidad del virus (DNA viral)

Es importante determinar las pruebas de función hepática y vigilarlas.

¿Cuál es el Tratamiento?

La hepatitis aguda por virus B no necesita un tratamiento diferente al monitoreo cuidadoso de la función hepática, lo cual implica exámenes de sangre.

Los pacientes con hepatitis crónica se tratan con antivirales. El transplante de hígado se utiliza para tratar la enfermedad hepática por hepatitis B crónica términal.

Complicaciones

La enfermedad aguda generalmente desaparece después de 4 a 6 semanas y el hígado vuelve a la normalidad al cabo de 4 a 6 meses en casi todos los pacientes infectados.

Algunas personas desarrollan hepatitis crónica. Las personas que tienen hepatitis B crónica siguen siendo contagiosas y se las considera portadoras de la enfermedad, incluso si no tienen ningún síntoma.

Otras complicaciones pueden abarcar:

•    Hepatitis crónica y persistente
•    Cirrosis
•    Hepatocarcinoma
•    Insuficiencia hepática